Los autores

Guillermo Orozco.

Investigador y Profesor Titular del Departamento de Estudios de la Comunicación So­­­cial, Universidad de Guadalajara. Doc­tor y Maestro en Educación, Universi­dad de Harvard, Especialista en Pe­­da­gogía de la Comunicación, Uni­­versidad de Colonia (Alemania), Licen­ciado en Ciencias de la Comunicación, ITESO, Guadalajara. Catedrático UNESCO de Comunicación Social, Investigador Nacional y Miembro de la Academia Mexica de Ciencias. Coordinador del Observatorio Iberoamericano de la Ficción Televisiva (OBITEL). Autor de más de 20 libros y 150 artículos y capítulos de libro. Miembro de más de 20 comités editoriales. Profesor internacional en más de 30 Universidades. Conferencista principal en más de 25 congresos en diversos países. Últimas publicaciones: Niños, maestros y pantallas, COECyTJAL, 2010 (México) Convergencias y transmediación de la ficción televisiva, Globo Universidade, 2010 (Brasil).

Rodrigo González.

Profesor de la Licenciatura en Comunicación Pública, Universidad de Guadalajara. Candidato a doctor en Comunicación, Universidad Nacional de La Plata, Argentina, maestro en Comunicación, Universidad de Guadalajara, México. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, ITESO, México. Cofundador de la Red Iberoamericana de Doctorados en Comunicación (RIDOCOM) Universidad Nacional de La Plata. Coordinador Académico y docente en la Maestría en Comunicación y Tecnologías Educativas, Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa, (ILCE), México (2008-2009), Investigador participante en el Observatorio Iberoamericano de la Ficción Televisiva OBITEL (2006-2009). Es autor de más de 20 publicaciones académicas especializadas. Últimos artículos: “Personal influence: A 55 años de los líderes de opinión” (2010), “La diáspora digital mexicoamericana y los sitios de oriundos”, Universidad de Guadalajara (2010).

Para comprender la relación entre comunicación y poder, a diferencia de la mayoría de estudios centrados en los medios de comunicación masiva, la autora presta atención al “murmullo social” del rock que, como espacio de deliberación pública, acción concertada y dispositivo de almacenamiento de la memoria colectiva, es un espacio privilegiado de la política.

Este libro recoge el debate respecto de la evolución de las industrias culturales, sus profundas transformaciones y la necesidad de revisar y actualizar la interpretación teórica de este fenómeno.

En el libro se ensayan distintas estrategias para dar cuenta no sólo de la evolución de las industrias culturales, sino, a partir de éstas, poder comprender la mutación cultural que ha dado lugar la revolución digital.

Pantallas, ecosistema de medios, TV, redes sociales, convergencia, transmedia, meta-medio, culturas participativas, nube, experiencias, consumo, ciudadanía, audiencias, usuarios y dispositivos móviles, entre otros elementos, constituyen la atmósfera de la era digital en la que se desenvuelve este libro.

¿Qué sucedió con la televisión que se convirtió en un reto irresistible incluso para los intelectuales?, ¿cómo fue que las teleseries se convirtieron en obras veneradas como el arte? Nutrida del cine y de la literatura, de la música, de la publicidad y de todas las manifestaciones de la cultura y de la vida cotidiana, la TV colocó a las series en el mismo nivel que otras artes. No solo ocupó las conversaciones casuales, sino también los debates académicos, volviéndose un referente. 

Este libro reconoce y propone diversas formas de estudiar los procesos comunicativos desde sus distintas dimensiones: intercultural, multicultural o transcultural. Se trata de pensar en la comunicación como un campo analítico de estudio que se despliega en múltiples ámbitos explicativos para dar cuenta del hacer de las personas y los medios enraizados en contextos sociales específicos.

Las audiencias ya no están donde solían estar en las épocas del broadcasting: muy quietas frente a la pantalla del televisor. La fragmentación de las audiencias es un proceso que comenzó en los años setenta y ochenta con la difusión del cable y la televisión satelital; entonces, el reinado de las tres grandes cadenas estadounidenses (abc, nbc y cbs) empezó a resquebrajarse por la aparición de nuevos canales temáticos como cnn, mtv, hbo y otros. Había nacido la era del zapping.